fernando-barrero-ultrapirineu2016
Fernando Alvez Barrero finalista dos 110 Km ULTRA PIRINEU

Fernando Alvez Barrero (AC Portalegre / UTSM) terminou ontem, em menos de 24 h, um dos ultra trails mais exigentes do calendário internacional, os 110 Km D+ 7000 m Salomon  Ultra Pirineu (ex-“mítico” Cavals del Vent). Conseguiram alcançar a meta 550 dos 1000 concorrentes admitidos e Barrero foi o 324.º com 23 h 52 m 51 s. Mais um feito para o nosso lobo de coração, já que Fernando é atleta de nacionalidade espanhola, reside em Badajoz e representa-nos pela paixão que nutre pela nossa serra de São Mamede onde realiza os seus treinos específicos e pela afinidade para com os membros do clube. . Enhorabuena!

fernando-barrero-medalha-ultrapirineu-2016
Tudo por uma simples Medalha mas … que Medalha!
barrero-up2016
Barrero SUP2016: uma lição de estratégia!

A crónica do Fernando:

El fin de semana del 23 al 25 de Septiembre, se celebró con salida y llegada en Bagá (Barcelona), la Ultra Pirineu 2016, la última de las 5 pruebas de Ultra distancia de las Skyrunner® World Series, lo cual, dicho sea de paso, al 95 % de los que allí estábamos, fuese de la Skyrunner, fuese de la Skywalking o fuese Luke Skywalker, nos daba exactamente igual. Lo importante eran los 110 km. y casi 7.000 metros de desnivel positivo del recorrido por el Parque Natural del Cadí Moixeró.

El jueves de madrugada salimos la caravana extremeña rumbo a Bagá, llegando al destino, más o menos, a la hora del almuerzo del viernes. Justos de tiempo, pero los respectivos trabajos mandaban.

Siempre me gusta dar una vuelta por la feria del corredor, para ver/tocar/probar nuevos materiales, comprar algunos pequeños detalles para los amigos, etc., pero en este caso debimos prescindir de esta costumbre, ya que se presentó una tarde con una tormenta de aúpa. Fue llegar corriendo al pabellón, coger material , trincar el dorsal , dejar la bolsa de vida para el km. 74, y volver a salir corriendo para la casa que mis compañeros habían alquilado en la aldea de Vallcebre, a unos 20 minutos de la salida.

Pues nada, el sábado a las 4.45 de la mañana sonó el despertador y después de las costumbres de rigor, a las 7 de la mañana , allí estábamos listos para el arranque en la Plaça Portxada de Bagá.

***Bagá ( km. 0)- Refugio de Niu de l’Àliga (km. 14) ***

En este tramo se ganaba un desnivel positivo de casi 2.000 mts. en 14 km. Lo recuerdo como un embotellamiento inicial continuo. No creo que me colocase demasiado atrás en la salida, sobre la mitad del personal, que creo que en esta carrera era mi sitio, pero matemáticamente es imposible que unos 1.000 corredores pasásemos por algunos pasos habilitados en este tramo en los primeros kilómetros, y de esto la organización debe ser conocedora, puesto que es simple el imaginárselo.
Aunque en algunos pasos, debimos esperar más de 5 minutos para nuestro turno , el ambiente fue de paciencia y de tranquilidad en todos los atletas. Aparte del considerable desnivel, es un tramo bastante llevadero, sin ninguna zona técnica digna de resaltar.

***Refugio de Niu de l’Àliga (km. 14)- Refugi Serrat de les Esposes (km. 24,8)***

Es costumbre que siempre que preguntamos a alguien del avituallamiento, o algún senderista, ¿Cuánto queda? y nos conteste “una subida y ya está”, acabemos, posteriormente, acordándonos de toda su familia y allegados. En este caso voy a incorporar el término “bajada llevadera”. Sí, en este caso fue el vocablo empleado por un voluntario del avituallamiento del Refugio de Niu de l’Àliga.
Excepto los 3-4 últimos kilómetros , es una bajada, donde se pierden unos 1.600 metros de desnivel, con tramos bastantes técnicos y algún paso de cuerda, donde también, otra vez tuvimos que estar unos 5-10 minutos para que nos correspondiese nuestro turno de paso.

***Refugi Serrat de les Esposes (km. 24,8)- Bellver (km.40)***

Gosol y Bellver son los únicos abastecimientos que no son refugios de montaña. Creo que este tramo, junto con la bajada a Gosol, es la zona más sencilla de la carrera. Mucho sendero. Excepto algunas zonas puntuales, todo es bastante corrible.
Aquí se produjo el embotellamiento más surrealista al que he asistido. Mientras bajábamos por un camino muy estrecho, subía una vacada. Y allí nos juntamos mirándonos, ¡a ver quien se mueve¡ , porque nos fuimos a juntar en la zona más estrecha. Buenamente como pudimos, vacas por aquí, nosotros por allí, échate tú que paso yo, solventamos la situación y continuamos, unos para Bellver y otras para… cualquiera sabe dónde.
En Bellver se encontraba la salida y llegada de la prueba de la maratón, además de la primera base de vida, la cual está habilitada en un pabellón, donde nada más llegar fui objeto de un control de material. Es la primera vez que, en el transcurso de una carrera, he sido objeto de un control de material, lo cual, no debería ser insólito, si no habitual. La ausencia de material de algunos atletas, por ahorrase unos míseros 500 gr., y la falta de seriedad en su exigencia por parte de prácticamente la totalidad de los organizadores, suele ser la norma.
Lo referido, se traduce finalmente en una responsabilidad que a los corredores no nos corresponde, ya que somos los primeros que nos encontramos el problema (atleta en hipotermia sin manta térmica, atleta en dificultades que no puede contactar con los responsables por falta de teléfono móvil, etc.).
Paré lo justo en Bellver, un par de platos de pasta a la mayor velocidad posible, rellenar bidones y para fuera.

***Bellver (km.40)- Gosol (km. 74)***

Se puede resumir en 24 km. de subida y 10 km. de bajada. A medida que íbamos subiendo, al igual que en el primer ascenso al Refugio de Niu de l’Àliga, el bosque iba desapareciendo, dejando paso a zonas con una vegetación mucho más rastrera y con zonas de mucha piedra suelta. La parte final de la subida, para mí, un habitante de la planicie de la vega del río del Guadiana, me pareció una zona descomunal con unos picos colosales.
A la salida del refugio de Prat d’Aguiló, km. 61, empezó a anochecer por lo que tuve que echar mano del frontal. Restaba una subida final de 3 km., una planicie en la cima de 1-2 km. y la bajada a la segunda base de vida en Gosol, la cual se hizo bastante desapacible, ya que empezó a caer una llovizna, acompañada de una niebla que dificultaba muchísimo la visión, al reflejar toda la luz del frontal.

***Gosol (km. 74)- Bagá (km. 110) ***

Gosol era el único avituallamiento donde tenía decidido parar con más detenimiento. Quedaban 36 km. a meta, y en vista de algunos errores cometidos en otras carreras, el planteamiento era hacer una comida generosa, la cual fuese prácticamente el último alimento sólido hasta la llegada.
No me esperaba una parte final de prueba tan exigente. El trayecto del km. 82 al km. 102 , es para mí, sin lugar a dudas la parte más dura de la carrera. Reseñar la bajada del km. 82 al 84, y la subida del Refugio Vents al Refugio Sant Jordi, km. 96 al km. 100 respectivamente.
El descenso del km. 82 al 84, es resbaladizo a más no poder, era prácticamente imposible mantenerme en pie sin ir al suelo. Se me hizo interminable, veía que no controlaba la situación, lo cual acompañado en que iba solo, la lluvia y la noche cerrada, no ayudó lo más mínimo.
Parece que ver a personal en el Refugio Estalet, km. 86 , me volvió a animar un poco para afrontar la siguiente sorpresa, la subida del Refugio Vents al Refugio Sant Jordi., unos 4 km. verticales sin el más mínimo descanso, atravesando la zona de piedras, agua y torrentes de Els Empedrats.

Sobre las 6 h 50 ´de la mañana,con 23 horas 52 ´de tiempo empleado, finalicé la prueba, muy cansado obviamente, pero sin esa sensación de extenuación y sufrimiento que había tenido a finales de junio pasado en la llegada del Gran Trail de Peñalara.

Es mejorable el premio finisher, una sencilla medalla de hierro. También es mejorable mi falta de educación al voluntario que me la puso al llegar a meta, cuando le trasladé” ¿y esta paliza me he pegado para este cacho hierro?”. En mi defensa el cansancio.

ORGANIZACIÓN.- Quizás junto con la Trans Gran Canaria, es la carrera donde he observado la mayor cantidad de recursos empleados por la Organización en una prueba, lo cual es directamente proporcional al precio de la inscripción que se paga.

RECORRIDO.- Espectacular, con una señalización sencillamente perfecta. Me esperaba un recorrido mucho más sencillo, sin tanta zonas de piedra y sin tantísima raíz mojada en superficie, para lo cual, por lo que fui viendo, no hay zapatilla que valga, más que las manos y, a veces, el “culete”.

https://www.strava.com/activities/726392825…

AVITUALLAMIENTOS.- Completísimos. Todo a rebosar de distintos tipos de alimentos y líquidos. Eso sí, eché en falta café, yo al menos no logré verlo, aunque cada vez intento prescindir en las pruebas lo máximo de la cafeína.

CLASIFICACIONES.-
http://www.livetrail.net/h…/ultrapirineu_2016/classement.php

CONCLUSIÓN.- Después de un período en este año, desde Abril a Junio, donde fui encadenando lesión sobre lesión, lo cual, me impidió entrenar con una mínima lógica, había logrado superarlas totalmente este verano, y aunque nunca nos parece que el entreno es suficiente, el poder hacerlo sin molestias era ya un éxito.
Había tenido buenas sensaciones tanto en lo últimos entrenos, como en el Trail del Guerrero de Gredos, 15 días antes de la Ultra Pirineu, por lo que me fijé un objetivo en torno a las 20-21 horas de carrera.
Me encontré muy pesado desde el principio de la carrera, no iba. Ya en el km. 14 en el Refugio del Niu de l’Àliga, con 3 h 15´de carrera, me desentendí de los tiempos de paso que había previsto y anotado en un pequeño plano, que siempre suelo llevar en el bolsillo delantero. Tampoco sería honesto por mi parte decir que me dediqué a disfrutar, sencillamente me di cuenta que, si quería llegar a meta, las pretensiones de tiempo eran irrealizables.

No conocía esa zona, pero me ha parecido preciosa . Las rutas estaban plenamente señalizadas con múltiples carteles, donde indicaban la distancia , dirección y nombre de cada destino. Lástima que las visitas a las carreras siempre suelan ser express, y no se pueda disfrutar con tiempo y tranquilidad.

Me planteo una nueva temporada, quizás con una ilusión que no tenía desde hacía un par de años, con nuevas ideas a incorporar en los entrenos . Si bien fui seleccionado para el nuevo formato de carrera llamado Trans Gran Canaria 360, finalmente opte por ponerme en contacto con la organización y solicitar mi baja. Tenía muchísimas dudas en cómo afrontar una carrera non stop de varias jornadas. Quizás para 2018.
Previamente, en 2017 , intentaré aprender en la Ronda del Cims, mi objetivo para el próximo año. Espero estar en Julio en la línea de salida en Ordino.

Anúncios